ECONOMÍA

De nuestros ladrillos refractarios "cortados" podemos obtener 2 por el precio de 1, efectuar el corte es sencillo, se realiza en la misma obra mediante un golpe, su parte posterior queda suficientemente irregular para un mejor agarre.


Instrucciones.


1. Toma el ladrillo con una mano y con un martillo pesado en la otra, dar un golpe según la figura.


2. El ladrillo se convierte en dos mitades fáciles de colocar con la cara lisa a la vista y la mitad rugosa de mejor agarre en la parte posterior.


3. La obra acabada de mayor economía no se distingue sobre una tradicional de ladrillo entero.

a veces el fuego no quema
maquina thumb_3 thumb_3 thumb_3